Al final de este camino, la propuesta del Pilgrims’ para sus alumnas y alumnos es una propuesta de amistad, que se verifica en la excelente relación lograda con los sucesivos grupos desde la primera camada de egresados, en 1987; excelente relación que se prolonga y refuerza más allá del ciclo escolar, cuando los ex-alumnos siguen acercándose a su colegio como a su propia casa, ya sea individualmente, o a través de la Asociación de Ex-alumnos que funciona desde 1989, o también enviando a sus hijos, ya en calidad de padres, al mismo Colegio en el que se formaron, lo cual se ha convertido en una práctica habitual que nos llena de satisfacción.